Arriba C-3PO, uno de los personajes de la trilogía original que aparece en Sedición Clon. Delante de la pantalla azul (croma) esta figura escala 1/6, de unos 30 cm de altura,   y  de magnífica factura por  parte de los profesionales de Medicom (colección Real Action Heros) es animada fotograma a fotograma (Stop Motion). 

 

 

     Desde un principio mi objetivo fue la animación Stop Motion. ¿Qué significa eso de Stop Motion?. Cuando hablamos de Stop Motion nosotros damos movimiento a un objeto inanimado variando características y realizando un fotograma, seguidamente volvemos a realizar otra variación y hacemos otra foto, y así sucesivamente. De este modo se han hecho los dibujos animados de toda la vida, o la animación clásica como la de la primera versión de King-Kong (a este tipo es al que realmente se le aplica el término stop motion). Sin duda, el representante  más destacado de esta técnica es Ray Haurrehausen, discípulo de Willis O'Brien, el padre de la mencionada versión del primate gigante de 1933. Haurrehausen es el creador de los efectos especiales de películas como Jason y los Argonautas (1963) o Furia de Titanes (1981).

 

 

      

 

                                                                        

Arriba izquierda Willis O´brien. A la derecha un fotograma de Jason y los Argonautas. Los equeletos fueron animados mediante la técnica de Stop Motion

 

   También de este modo se dio movimiento a los impresionantes caminantes de "El Imperio Contraataca". No obstante este método quedó definitivamente relegado por la animación  digital (salvo excepciones como  por ejemplo La Novia cadáver de Tim Barton)

 

      

                                                                 

 

 

                                                                   

Arriba  Phil Tippet con los at-at del Imperio Contraataca.

 

  ¿Cuál es la gran desventaja del Stop Motion frente a la animación 3D (CGI)?. Es un plano completamente diferente. La libertad en la animación 3D es prácticamente absoluta, los únicos límites los imponen el software y el hardware. Los primeros te permitirán diseñar, modelar, texturizar, iluminar y, por fin, animar en el grado de posibilidades que permitan sus prestaciones y según la potencia de los segundos (procesadores, memoria , tarjetas gráficas, etc). En Stop Motion tendrás algo físico, una figura articulada, un muñeco de plastilina o un dibujo, que podrás mover en función de tu habilidad y cuidado así como de las posibilidades que el objeto en sí te permita, y todo ello conservando una iluminación y encuadres que deben ser idénticos en todo momento, pues la más mínima variación delata el efecto.

    En principio la animación 3D o infografía parece tener todas las ventajas. No obstante, a mi juicio, la gran baza del Stop Motion, y sobre todo cuando trabajamos con equipos domésticos radica en que el protagonista de la animación es real, aunque se trate de una miniatura su textura y su iluminación son auténticas, mientras que en 3D toda va a depender de la calidad de nuestra iluminación y de cómo apliquemos la textura, y por supuesto por el motor de “render” que va a ser el que nos va dar el resultado fotorrealista que esperamos.

 

 

 

 

 

Arriba, primer video, tenemos una animación fotograma a fotograma de un explorador imperial en su motojet. La figura es de la colección de Hasbro (la moto también). Se realiza la técnica stop motion delante de un fondo azul. Posteriormente se pule aquella y se incrusta sobre el fondo.